Bizcocho

Como conservar un bizcocho

Es cierto que el bizcocho casero, es un plato estrella, que siempre funciona. Tanto si se trata de un cumple, como de una comunión o simplemente para acompañar el café, el bizcochuelo hecho en casa no tiene rivales! 🍰🏆

En algunas ocasiones, nos encontramos con mucha masa, y no tenemos tiempo de cocinarla toda. Puede ser también que nos regalen una montaña de cupcakes, y no tengamos estómago, para comerlos todos de una sentada. En este caso veremos que podemos conservar la masa fresca sin cocinar como la tarta ya cocinada y preparada.

Ya sé, habrán personas que no se puedan creer, que hay que conservar este postre tan rico, tan esponjoso, tan calentito y sabroso. Es imposible resistirse a dejar alguna sobra…

Como siempre digo, lo ideal es comprar o cocinar en justa medida, para no recurrir a estos “truquitos”. Pero cuando es necesario, hay que hacerlo,de la mejor manera para no deshechar ningún producto!

Bizcocho seco

  • Envolver en film transparente
  • Introducir en un tupper o recipiente hermético
  • Guardar a temperatura ambiente o en el congelador

Con crema

En el caso de que la tarta tenga alguna crema como chocolate, nata, yogurt o frutas, es mejor consumirla durante la semana y guardarla en la nevera o en congelador. Envolver bien con film.

Si lo guardas en el congelador, recuerda apuntar la fecha de congelación, y separar el bizcocho en trozos, para descongelar solamente el que necesitas en el momento. Cuando quieras comerlo, sácalo del congelador un par de horas antes, déjalo a temperatura ambiente, y verás que estará como recién hecho! mmm… 😋🧁

⚠ Cuidado con esto!

Por regla general, el refrigerador, nos ayuda a mantener conservada la comida por más tiempo, ralentizando la proliferación de las bacterias. Por otro lado, con los bizcochos, tenemos el efecto contrario. El frío y la humedad, endurecen la masa, haciendo que quede seca y sin sabor. Solamente deberemos guardar el bizcocho en la nevera, si tenemos elementos delicados como salsas especiales, frutas frescas u otros elementos parecidos. En caso contrario, mejor un ambiente seco y con temperatura constante.

Mi truco es envolverlo bien con papel film, y guardarlo en el horno o en el microondas.

Consejito extra

te dejo alguna idea más, sobre trucos y preparaciones, que podrían ayudarte cualquier momento determinado.

  • Cuando prepares postres que lleven cobertura de azúcar glas, no se la pongas hasta el último momento, es un complemento delicado y no sirve para conservarse por mucho tiempo.
  • Cuando envuelvas tu bizcocho en film o bolsa zip, procura que quede bien cerrado y sin aire, pero no aplastado. Podría agrietarse y perder consistencia.
  • Si debes preparar mucho bizcocho, es aconsejable cocinarlo antes, y dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Congelarlo envolviéndolo bien y descongelarlo 1/2 día antes de consumirlo.
  • Si utilizas tarteras o campanas de cristal para conservar tu bizcocho, procura que dejen pasar la menor cantidad de aire posible. Máximo 2 días.

Como siempre, gracias por leer mi blog, espero haberte podido ayudar, con algún consejito útil. Si tienes más ideas o secretos, compártelos con nosotras, estaremos encantadas de conocer tus triquiñuelas! 🙋🏻‍♀️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *